. .

La relación entre el Derecho y la Psicología Forense, a debate

El COPLP y el Colegio de Abogados organizaron la jornada para tratar los conceptos jurídicos más relevantes en la Psicología Forense y la función que cumple el informe pericial psicológico en el ámbito jurídico

El Colegio de la Psicología de Las Palmas (COPLP) y el Ilustre Colegio de Abogados de Las Palmas organizaron, el pasado mes de octubre, la  Jornada sobre Derecho y Psicología Forense, con la que pretendieron poner en valor la  necesidad de que ambas ciencias entiendan sus respectivas reglas y lenguajes para que puedan trabajar en colaboración y con eficacia.

La abogada del Colegio de la  Psicología de Las Palmas, Cristina Vasallo y el coordinador de Psicología Jurídica del Colegio de La Psicología de Las Palmas, Eugenio Pasamontes fueron los encargados de exponer los detalles de una Jornada, que tuvo lugar en el  Colegio de Abogados.

Esta formación se considera necesaria motivada por una doble necesidad. Por un lado la de actualizar a los profesionales de la psicología, con carácter general, y en particular a aquellos que trabajen en el ámbito de la Psicología Forense sobre las materias propias del Derecho que en los últimos años han visto la luz o han sido modificadas. Y por otro lado, el facilitar al profesional del Derecho un acercamiento y/o conocimiento sobre los procedimientos y protocolos de uso común en el ámbito de la Psicología Forense.

En este sentido serán la psicóloga Itahisa Mulero y el magistrado Pedro Herrera  los encargados de exponer la praxis del psicólogo forense y el contenido del informe pericial en el ámbito del Derecho de Familia, y los conceptos jurídicos más relevantes en la Psicología Forense y la función que cumple el informe pericial psicológico en el ámbito jurídico, respectivamente.

Por otra parte, el coordinador de Psicología Jurídica del Colegio de la Psicología, Eugenio Pasamontes versó su ponencia en la praxis del psicólogo forense y el contenido del informe pericial en los casos de violencia sobre la mujer.

La psicología forense tiene que evaluar la consistencia de la información fáctica a través de múltiples fuentes, y asimismo proporcionar la fuente en que se basa toda la información. Es común que un demandado alegue locura y la función del psicólogo forense es discernir si esta locura se trata de  un estado mental general o  un estado pasajero dado en el momento del delito en cuestión. También, como psicólogo forense como tiene que dilucidar si se trata de una simulación o si se está intentando fingir una enfermedad, aparte de los casos genuinos.

Un aspecto importante de la Psicología Forense es la capacidad de testificar ante un juzgado en condición de perito experto, reformulando hallazgos psicológicos en el lenguaje legal de los juzgados para proveer información al personal legal de una forma que pueda ser entendida y aprovechad.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación en nuestro sitio. Al continuar utilizando nuestra página entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Más información Política de cookies.

Aceptar el uso de cookies para este sitio